Sus años en la escuela militar, sus primeras campañas durante la Revolución Francesa y su tiempo junto a su familia en Corsica. La juventud de Napoleón, la génesis de una vida extraordinaria destinada a la grandeza. "El destino de un imperio muchas veces descansa sobre un sólo hombre" dijo una vez el gran estratega, líder nato y afamado emperador francés cuya vida -"como vista por Abel Gance" (la traducción del título original del film)- encarnó el mismísimo espíritu de aquella frase. Celebrada por innumerables cineastas como Scorsese, Kubrick y los críticos de la Nouvelle Vague, 'Napoleón' es una sobrecogedora y emotiva experiencia cinematográfica, una obra maestra indiscutida en torno al origen y ascenso de una figura magnánima, equiparada únicamente por la ambición del director en representarla. En una época signada por puestas de escena estáticas y planos carentes de movimiento, Gance dotó a su film de las más diversas invenciones narrativas e innovaciones formales (el final tríptico del relato como el más emblemático de ellos), que lo volverían automáticamente uno de los más virtuosos y deslumbrantes de la historia del cine mudo.

Napoleón

Napoléon vu par Abel Gance

Ver

Contenido para ""